Los hijos se «pierden» en casa, no en la calle

mayo 09, 2019

Los hijos se pierden en casa no en la calle. De hecho, esa pérdida se inicia en el propio hogar con un padre ausente, con una madre siempre ocupada, con un montón de necesidades sin atender y muchas frustraciones sin gestionar.

«Sembrad en los niños buenas ideas, aunque hoy no las entiendan el futuro se encargará de hacerlas florecer»

-María Montessori-

En realidad, y por curioso que parezca, un padre o una madre no siempre termina de aceptar este tipo de responsabilidad. De hecho, cuando un niño evidencia conductas agresivas en un centro escolar, y se toma contacto con los padres por parte del tutor, es habitual que la familia culpabilice al sistema, al propio instituto y a la comunidad escolar por «no saber educar», por no intuir necesidades y aplicar adecuadas estrategias.

Si bien es cierto que en lo que se refiere a la educación de un niño todos somos agentes activos (escuela, medios de comunicación, organismos sociales…), es la familia la que hará germinar en el cerebro infantil el concepto de respeto, la raíz de la autoestima o la chispa de la empatía.

Leave a reply
Características personales de los maestros cristianosCampamento Fares

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *